Aquí abajo os dejo datos curiosos y relevantes a lo largo de mi vida, que han me han convertido en la persona que soy ahora.

Nada es fácil en esta vida.

Sentirnos orgullosos de nuestro presente nos hace ver perfectos frente al espejo, porque cada uno de nosotros somos cómo pequeños soldados que cada día aprendemos a valorarnos. Y de una u otra forma nos convertimos en personas más fuertes para construir las mejores estrategias.

Ante todo, puedes sentirte orgulloso de lo que eres, eres único e irrepetible en este planeta, aunque a veces su tamaño nos haga sentir insignificantes.

Debemos considerarnos como la mejor creación,  como aquél ser con un propósito que solo tú mismo debes encontrar. Porque cada quien nace y adquiere diferentes características y talentos que no lo hacen superior, pero sí diferente.

Aunque somos individuos capaces de pensar y actuar por sí solos, es necesario aprender de la sociedad, superarnos y sentirnos amados. Sin embargo, existen dos clases de personas:

  1. Están aquellas que desean pisotearnos, los que viven atrapados en la envidia y la codicia, donde su único fin es pasar sobre las demás personas sin importar cuanto daño pueda causar.
  2. Y están por otro lado, aquellas que de alguna manera u otra nos enseñan a valorar lo que somos y lo que podemos ofrecer y nos motivan para luchar por nuestros ideales.

 

shares
×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to hello@quadlayers.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?