La etiqueta es un elemento indispensable que debe ir siempre en cada prenda de ropa. Existe una legislación en numerosos países que obliga a que las prendas presenten dos tipos de etiquetas: una que contenga la información básica de la prenda y otra con información obligatoria incluida en la etiqueta de la composición. El resto de las etiquetas son opcionales y cada marca puede decidir si colocarlas o no.

 

1. Hay diferentes tipos de etiquetas

En primer lugar, encontramos la etiqueta de composición (care label), la cual, tiene que estar siempre incluida y cosida en cada prenda y debe ser textil.

La información que contiene deber estar expuesta claramente. Dentro de esta, siempre aparece una misma estructura de información: la primera posición la ocupa la denominación del fabricante y su domicilio, a continuación, el número de identificación fiscal del fabricante nacional, para productos fabricados en España, o del importador, para los productos textiles importados y distribuidos en el mercado nacional. Seguida de la composición del artículo.

Y, por último, los símbolos de composición. Los símbolos básicos empleados en el etiquetado de cada artículo son cinco: el japonés, el canadiense, el americano, el europeo y como el de gintex (el más internacional de todos).

En segundo lugar, vemos la etiqueta de marca o principal (main label). Se caracteriza por identificar la marca con la prenda, es decir. Al contrario que la anterior, se cose en el interior de la prenda, pero visiblemente.

En tercer lugar, está la etiqueta de talla (size label), la cual, identifica el tamaño al que corresponde el artículo. Solo en algunos países es obligatoria. Se suele situar cosida a la etiqueta principal.

En cuarto lugar, la etiqueta de cartón (hang tag). Reconoce el modelo con la marca. Una de sus características principales, es que es la etiqueta de mayor tamaño, y se ubica colgada en el exterior del artículo. 

En quinto lugar, hallamos la etiqueta especial (special label). Contiene la información más destacable del producto, queriendo de este modo, dar mayor relevancia al mismo. Estas etiquetas informan, por ejemplo, si se trata de un tejido 100% seda, algodón orgánico, etc.

Y, por último, hacemos referencia a la etiqueta bandera (flag label). Se utiliza como peculiaridad de diseño e incluye el logo de la marca a la que hace referencia. Suele encontrarse en el exterior de la costura lateral.

 

tipos de etiquetas, esquema

tipos de etiquetas

Los diferentes tipos de etiquetas. Imagen: seam pedia (2018)

 

2. Normativa del etiquetado

Según el Boletín Oficial del Estado, cualquier producto textil antes de ser puesto en el mercado tiene que ser etiquetado con el nombre del fabricante, comerciante o importador, el número de registro individual del fabricante nacional (en España) o el número de identificación fiscal del importador (en países no pertenecientes a la CEE), la composición del artículo textil y el tipo de lavado que le corresponde.

“Las indicaciones o informaciones facultativas, tales como «símbolos de conservación», «inencogible», «ignífugo», «impermeable», etc. deben aparecer netamente diferenciadas”.

Respecto a las marcas, pueden ir en una etiqueta distinta y tienen que añadir el nombre, el domicilio y el número de identificación fiscal.

La vida de las etiquetas debe ser tan duradera como la de dichas prendas. No puede haber prendas sin la etiqueta correspondiente.

Los artículos de corsetería tienen que tener la composición del conjunto del producto, además de tener diferenciadas las distintas partes de la prenda para que el consumidor lo entienda con facilidad.

Por último, todas estas indicaciones de las que hemos hablado tienen que ser completamente visibles y legibles para el consumidor. Y también deberán estar escritas en la lengua española oficial del estado.

Teniendo en cuenta la normativa de productos textiles, “se prohíbe el empleo de cualquier procedimiento de publicidad, promoción, exposición, envasado y venta susceptible de crear una confusión en el comprador acerca de la naturaleza, composición y origen de los productos textiles.
Se prohíbe el empleo de toda inscripción, marca, diseño o cualquier mención que pueda evocar la idea de una fibra textil determinada […].
Se prohíbe la utilización de los derivados, compuestos, sinónimos o denominaciones comerciales de las fibras textiles, tanto nacionales como extranjeras, cuando no se indique el nombre que corresponda a cada fibra […]”.

 

3. Medidas ecológicas

Como bien es sabido, el fenómeno fast-fashion es uno de los más perjudiciales para el medio ambiente. Muchos movimientos sociales actuales optan por la promoción de los productos textiles ecológicos. Para conocer un poco más sobre ello y poder hacer un consumo responsable, que ayude en cuanto al desarrollo sostenible del planeta, pasaremos a conocer más datos sobre su etiquetado.

 

En este caso, la política de etiquetado es diferente a lo que ya conocíamos. Esta normativa fue aprobada en el año 1992 por la Unión Europea, su objetivo era evitar que determinados productores intentasen disfrazar sus productos de ser respetuosos con el medio ambiente y así poder beneficiarse de ello. Se ha de decir que ya existían ciertas etiquetas que identificaban los productos ecológicos, sin embargo, era necesaria una regulación única que se pueda aplicar a todos los países de la Unión Europea.

UE, etiqueta, ecológica

etiqueta ecológica de la unión europea

etiqueta ecológica unión europea. foto: productor de sostenibilidad

 

 

 

shares
×

Hello!

Click one of our representatives below to chat on WhatsApp or send us an email to hello@quadlayers.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?